Ir al contenido

Hidroterapia: Tratamiento con Sábana Mojada

Los Tratamientos de Hidroterapia (usar el Agua para mejorar enfermedad o prevenirla) son uno de los medios más eficaces y sencillos que podemos aplicar. En esta oportunidad les compartimos como utilizar una sabana mojada para mejorar cuadros de fiebre, como un tónico excelente en enfermedades crónicas o sedación en casos de Estrés y método Detox.

La sábana fría es simplemente una sábana que se sumerge en agua fría, se exprime bien y luego se envuelve al paciente con ella.

Indicaciones:

  1. En casos de infecciones.
  2. Cuando hay fiebre.
  3. Para tranquilizar a enfermos mentales.
  4. Como un tónico general en caso de enfermedades crónicas.

Contraindicaciones:

  1. En personas muy débiles.
  2. Pacientes con mala circulación.
  3. Personas con gripes muy fuertes.
  4. Cuando hay llagas o heridas abiertas en la piel.
  5. En casos de flebitis.
  6. Cuando hay debilidad general.

Equipo:

  1.  Dos sábanas.
  2. Una cobija.
  3. Agua fría.
  4. Plástico para proteger la cama.
  5. Compresa fría.

La sábana fría tiene tres fases:

  1. Fase de enfriamiento. Esta tiene un efecto antipirético (baja la fiebre). Esta fase dura unos 20 minutos.
  2. Fase neutra. Esta fase es de beneficio en insomnio, manía, delirio, intranquilidad, desgaste nervioso, etc. Para obtener efectos de esta fase, la sábana debe dejarse por lo menos una hora.
  3. Fase de calentamiento o sudoración. Útil en casos de alcoholismo, tabaquismo, gota, bronquitis, resfriados leves, ictericia (amarillitis). En casos de sarampión y escarlatina ayuda al desarrollo de la erupción. Esta fase debe durar de 1 a 2 horas para poder obtener los efectos deseados.

 Procedimiento:

(Disponemos del vídeo solo en Inglés, pero es útil para ver el procedimiento que verán detallado a continuación)

  1. Para comenzar el tratamiento, coloque una compresa fría en la cabeza, o sobre la frente. Si tiene una bolsa de hielo, será mejor.
  2. Calentar un poco al paciente mediante un baño caliente para los pies.
  3. El tratamiento se puede dar sobre una mesa, o sobre una cama. Proteja la cama con un plástico. Extienda la cobija encima del plástico, luego extienda la sábana húmeda.
  4. Moje la sábana en agua fría y escúrrala lo mejor que pueda.
  5. Extiéndala sobre la cama o mesa ya lista, acueste al paciente sobre ella. El borde superior de la sábana, debe quedar a la altura del cuello. Meta el borde superior derecho de la sábana, por debajo del brazo izquierdo y doble hacia la espalda. Luego, con el lado izquierdo de la sábana envuelva al paciente, cubriendo la pierna derecha completamente. La sábana debe quedar bien ajustada al cuerpo, para un mejor efecto; pero, no se debe ajustar demasiado que el paciente no se sienta apretado. Asegure la sábana con ganchos de seguridad.
  6. Envuelva finalmente al paciente en la cobija.Dra. María Irene Pena, Médica Especialista en Pediatría.

Published inBlogSaludSin categoría

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.