Ir al contenido

¿Qué es la fiebre?

alimentacion-vivaEnfermamos no por obra o fuerzas extrañas, sino por nuestros propios errores de vida. La salud no se obtiene por el uso de drogas, sino con nuestros propios actos de cada día sometidos a la ley natural. La propia voluntad del enfermo es el primer agente de salud.

“Millares han complacido sus apetitos pervertidos, han consumido una buena comida, como ellos dicen, y como resultado, se han acarreado una fiebre, o alguna otra enfermedad aguda, y algunos hasta la muerte.”  Consejos sobre el régimen alimenticio p.150 

“El Creador nos ha dotado de cierto caudal de fuerza vital.  Nos ha formado también con órganos adecuados para el cumplimiento de las diferentes funciones de la vida, y tiene dispuesto que estos órganos funcionen armónicamente.  Si conservamos con cuidado la fuerza vital, y mantenemos en buen orden el delicado mecanismo del cuerpo, el resultado será la salud; pero si la fuerza vital se agota demasiado pronto, el sistema nervioso extrae de sus reservas la fuerza que necesita, y cuando un órgano sufre perjuicio, todos los demás quedan afectados.  La naturaleza soporta gran número de abusos sin protesta aparente; pero después reacciona y procura eliminar los efectos del mal trato que ha sufrido.  El esfuerzo que hace para corregir estas condiciones produce a menudo fiebre y varias otras formas de enfermedad.” (Ministerio de Curación p. 180)

Desequilibrio funcional del organismo por desequilibrio térmico del cuerpo

Una de las técnicas más prácticas de restablecer las funciones corporales se basa en refrescar el organismo que posee lo que se conoce como “fiebre intestinal”, estableciendo así el equilibrio térmico perdido.

Los preceptos de la Ley natural:

1) Respirar siempre aire puro.

2) Comer exclusivamente productos naturales.

3) Ser sobrios o equillibrados (temperantes) constantemente.

4) Beber únicamente agua natural.

5) Tener suma limpieza en todo.

6) No estar jamás ociosos.

7) Descansar y dormir solo lo necesario.

8) Vestir sencillamente y con holgura.

9) Cultivar todas las virtudes, procurando estar siempre alegres.

10) Confiar en nuestro Padre Eterno.

El arte de restablecer la salud es cuestión de temperaturas y no de medicamentos, rayos x, cirugías, etc.

¿Qué es la fiebre?

Según el diccionario, la fiebre es la elevación de la temperatura corporal por una enfermedad o trastorno. Sin embargo podemos afirmar que la fiebre es un fenómeno de naturaleza inflamatoria y congestiva. Se origina por reacción nerviosa y circulatoria cuando los nervios son irritados o sometidos a un trabajo mayor que el normal. El calor febril es efecto de la reacción nerviosa y circulatoria.Poor Sick Little Boy

La enfermedad (o sea, la falta de salud) es secundaria a un desarreglo funcional por fiebre gastrointestinal, como lo confirma el pulso del enfermo. Este tipo de fiebre debilita y mata la vida por desnutrición e intoxicación progresiva de sus víctimas al descomponer los alimentos que ingiere.

La fiebre interna altera la función de nutrición y eliminación de los pulmones porque ella acelera la actividad del corazón. Este, al enviar una ola sanguínea con demasiada frecuencia a los pulmones, congestiona sus tejidos y estrecha la capacidad del aire de ellos.

Esta fiebre también debilita las funciones de la piel, tercer riñón y tercer pulmón, porque produce deficiente circulación sanguínea en este órgano, en la misma medida que aumenta la congestión sanguínea en las entrañas.

Es así como la fiebre interna mata la vida, incapacitando las funciones normales de nutrición y desintoxicación del organismo.

La digestión sana, requiere de buenas temperaturas en el aparato digestivo.

La vitalidad de las personas es la que restablece la salud en los enfermos. Esta a su vez requiere de:

1) Buenas digestiones

2) Buenas eliminacionesdesintoxicacion

Tanto una como la otra, requieren un equilibrio en las temperaturas tanto interna como externas del cuerpo.

1) La salud es normalidad funcional del organismo, en los procesos de nutrición y eliminación por aparato digestivo, pulmones y piel.

2) La patología es simple clasificación convencional o nomenclatura de síntomas o manifestaciones de falta de salud, o sea, del estado de enfermo.

Es por esto que “no hay enfermedades sino enfermos”. Los síntomas son simples manifestaciones de desarreglo de las funciones de nutrición y eliminación del organismo afectado. La diversidad de síntomas depende del sujeto, antecedentes hereditarios, ocupación, edad, sexo, clima, etc.

3) Toda dolencia está constituida por Fiebre Gastrointestinal en grado variable. No hay enfermo sin fiebre.

4) La fiebre es un fenómeno inflamatorio y congestivo. Existe fiebre cuando la temperatura sube de 37ºC.

Hay tres clases de fiebre:
  1. La interna: que suele constatarse con el pulso. Siempre aniquila a sus víctimas por lo expuesto anteriormente.
  2. La externa: que se mide con el termómetro a nivel de las axilas.
  3. La local: correspondiente a la zona afectada o dolorida.

La fiebre que sale a la superficie del cuerpo es siempre “curativa”, porque favorece la eliminación de impurezas de la piel. Basta controlarla con aplicaciones frías de barro o agua. Así estaremos aplicando el principio de pasaje de calor de un cuerpo de mayor a otro de menor temperatura.

5) Toda dolencia es de carácter general y no local. Es funcional y no microbiana. No existen enfermedades de naturaleza diversa entre sí. Solo hay distintas manifestaciones del desarreglo funcional del organismo. Lo que existen son distintos enfermos, es decir, individuos que según la pureza de su sangre, constitución orgánica y cronicidad de su desarreglo y acumulación de desechos, van a manifestar diferentes síntomas.

6) El cuerpo es un solo órgano y la vida una función.

7) El arte de curar (es decir de restablecer la salud) se basa en refrescar el vientre del enfermo y afiebrar su piel, para equilibrar así las temperaturas de su cuerpo.arcilla_El_Verde__2

8) La fuerza vital del organismo es energía nerviosa. Depende siempre de la buena salud de los nervios. Estos son nutridos por la sangre. Si nuestra digestión se realiza a mala temperatura (no a 37º) los nervios son mal nutridos. Esto debilita a nuestro organismo.

9) Otras formas de debilitar a nuestro organismo (a sus nervios) es a través de la utilización de drogas, sueros, inyecciones, rayos x, cirugías, etc.

 Irene Pena

Published inBlogSalud

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.